Etiquetas

, , , , ,

Se enfrentaban en esta jornada en Moraleja de Enmedio dos equipos que están atravesando una mala racha de resultados donde a ambos se les está resistiendo la victoria en este tramo de temporada. Pese a todo ello, tanto el Internacional de Madrid como la RSD Alcalá, salieron motivados en busca del gol que les pudiera dar la necesaria victoria en un partido que se presuponía muy igualado en todas las facetas del juego.

Con las bajas de Isra y Camacho, los de Fran Blasco y Pablo Hererro salieron muy enchufados al partido, y ya en el primer minuto un disparo lejano muy intencionado de Nacho a punto estuvo de sorprender al meta local Nacho Esteban que acertado, envió la bola a corner antes de que el balón golpeara en el travesaño. La primera ocasión motivó al Alcalá, que empezaba a llegar con peligro por banda con un Jairo muy peligroso por banda derecha y con un Gorka que ofrecía mucho trabajo y movilidad en el ataque rojillo.

En los primeros veinte minutos Molino, Fane y Jairo, pudieron adelantar al Alcalá en el marcador. Pero el Internacional de Madrid del ex entrenador rojillo Pablo López, empezaba a aparecer en el partido y mediada la primera mitad tomó el mando con Bravo desbordando con peligro por las dos bandas, y con Dani y Santurino siempre buscando la portería de un Juancho que aparecía siempre con acierto en todas sus acciones. Tajamata enviaba un disparo al larguero mientras que el Alcalá buscaba peligrosas contras, en la que de nuevo Jairo a punto estuvo de encontrar a Gorka para batir la meta local al filo del descanso. Con el partido igualado y con el árbitro empezando a sacar de quicio al banquillo del Alcalá al que se dirigía una y otra vez sin motivo aparente y amonestando incluso a Fran Blasco sin que ni siquiera se dirigiera al colegiado, se llegaba al descanso.

En el inicio de la segunda parte se igualaban las fuerzas pero con un Alcalá que ofrecía un plus más de intención en los primeros minutos aunque con poca profundidad. Chiloeches empezaba a buscar el balón y lo agradecía el juego de ataque rojillo, mientras que Pablo López daba entrada a David Sanz para buscar juego directo e intentar sacar partido de las jugadas de estrategia. Con los dos equipos luchando con su armas por la victoria, el árbitro quiso ser el triste protagonista de la contienda, primero perdonando la segunda cartulina amarilla a Guadaño que hubiera dejado en inferioridad numerica al equipo local; más tarde pasando por alto un codazo a Molino en la naríz que le obligó al termino del partido a pasar por el Hóspital; y tercero y más lamentable, recriminando a Jairo una acción en una posible falta que no señaló y amonestando al atacante rojillo dirigiéndose al joven jugador insultándolo y faltandole gravemente al respeto, algo que el resto de jugadores, aficionados y el propio juez de línea pudo escuchar como comentó con el joven jugador de la RSD Alcalá, y que abandonaba el partido totalmente indignado y sorprendido por lo sucedido.

Sin que se moviera el resultado se llegaba al final del partido con un reparto de puntos (0-0), que dejó descontento a los dos equipos y al Alcalá, orgulloso del apoyo de su afición, del esfuerzo ofrecido pero contrariado por su falta de acierto de cara a gol e indignado por el trato arbitral recibido ante la falta de respeto mostrada por el colegiado del partido más allá de lo meramente deportivo.

El Alcalá, que con este punto se queda situado en la zona media de la tabla, volverá al Val el próximo fin de semana para recibir a otro duro rival como es el CD Móstoles.

FICHA DEL PARTIDO

INTERNACIONAL DE MADRID, 0: Nacho Esteban; Juanan, Sardi, Guadaño, Sergi, Perea, Juli, Bravo, Dani (David Sanz), Santurino (Olmedo) y Tajamata (Fran).

RSD ALCALÁ, 0: Juancho, Molino, Pancorbo, Tena, Álex Ruiz, Maiky, Jairo, Nacho (De Prada), Fane, Gorka (Miguel Ramos) y Chiloeches.

GOLES: No hubo

ÁRBITRO: David Cortés Romero.

INCIDENCIAS: La Dehesa, 200 espectadores. Entre ellos unos 30 aficionados rojillos que no pararon de animar al equipo demostrando una vez más la grandeza de nuestra afición.