Etiquetas

, ,

Cuando creíamos que ya no se podía menospreciar más a los vecinos, el alcalde de la ciudad, Sr. Javier Bello, quiere evitar que los ciudadanos conozcan los pormenores de la investigación desarrollada en el ayuntamiento. “Hemos trabajado durante casi cinco meses, estudiando, analizando y escuchando las declaraciones de las personas que han comparecido a las sesiones de la Comisión de Investigación.

Los vecinos se merecen conocer de primera mano cómo se ha trabajado y por qué se ha llegado a las conclusiones emitidas.” Pilar Fernández, portavoz de Izquierda Unida, ha hecho estas declaraciones nada más terminar la reunión de la Comisión, convocada para las diez horas de esta mañana. El asombro y la indignación en la cara de Pilar eran evidentes. “No me puedo creer que tras todos estos meses de trabajo y reuniones, en los que se ha expresado en repetidas ocasiones que dada la importancia de los asuntos investigados y la alarma social y el interés de todos los vecinos por conocer hasta qué punto el ayuntamiento podría estar también relacionado con esta trama, ahora, por decreto, el alcalde decide que no.

Que se limitará a dar cuenta en el próximo pleno ordinario, y ventilará el tema en poca más de diez minutos: un comportamiento indecente.” No es de recibo que la comisión más importante celebrada en los últimos quince años en el ayuntamiento se solvente en diez minutos. Han sido demasiadas consideraciones, demasiados matices y demasiadas declaraciones que requieren una explicación pormenorizada para que los alcalaínos aprecien la importancia y el valor del trabajo realizado durante todo este tiempo.”Pensándolo bien, no se entiende mi asombro; el PP, con su alcalde a la cabeza, se ha comportado exactamente de la misma forma que lo ha hecho durante toda la investigación. Primero, poniendo trabas a cada paso; después, negándose a comparecer y declarar ante la comisión.

Así que esta última decisión, está en la misma línea: cuánto menos se sepa y menos personas se enteren, mejor.” Pero además, es que se van a llevar unas conclusiones que NO son aún definitivas porque aún deben dar el visto bueno los grupos municipales y emitirse el correspondiente dictamen por parte de la Comisión. “Es una cuestión de procedimiento puro y duro: al pleno se tienen que llevar siempre un dictamen. Lo dicho, sencillamente intolerable e inadmisible. Los vecinos harían bien en tomar nota y responder como se merece a estas prácticas caciquiles, poco transparentes y más propias de otros tiempos”. Los grupos de la oposición no permaneceremos parados: solicitaremos un pleno extraordinario para darle a este asunto la importancia que merece y, sobre todo, para tratar a los alcalaínos con el debido respeto.

Anuncios