Etiquetas

, , , ,

Fotografía: Ricardo Espinosa Ibeas. Prohibida su reproducción total o parcial sin el consentimiento expreso del autor

El Ayuntamiento de Alcalá y la Consejería de Sanidad miran hacia otro ante el dolor de la familia alcalaína

El 10 de febrero 2007 comenzó para la familia de Virtudes Martínez un calvario que hoy se acentúa más si cabe por las negligencias y falta de atención de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Aquel día, Mariví, como la llamaban sus familiares y amigos, fallecía con sólo 40 años de edad como consecuencia de un tumor en el cabeza diagnosticado sólo tres horas antes.

Al dolor ante una situación tan traumática, Juan Carlos Badillo, viudo de la fallecida, suma su indignación y la de su familia ante la desatención de la Consejería de Sanidad y su nula sensibilidad, ya que pese a que el fallecimiento de su esposa se remonta a 2007, desde el Gobierno Regional le siguen enviando cartas a nombre de su esposa para, por ejemplo, la renovación de su tarjeta sanitaria y no sólo eso, sino que les siguen dando citas sanitarias en su centro de salud para que su esposa, fallecida hace 8 años, vaya a su médico.. “Es una situación indignante, humillante y muy dolorosa” señala Juan Carlos Badillo, quien denuncia que pese a sus peticiones para que dejen de mandarles citas y cartas para su esposa “siguen abriendo la herida permanentemente solicitando citas o requerimientos a mi esposa, fallecida hace 8 años”. En este sentido, Badillo afirma que “el pasado mes de febrero nos escribieron para decir que mi esposa tenía cita en su centro de Nuestra Señora del Pilar, el Alcalá de Henares, para el día 9 a las 10 de la mañana” y recuerda que a eso se suman “las cartas de la Consejería mandando a mi esposa su nueva tarjeta sanitaria  años después de fallecida. Nos parece una falta de respeto y de sensibilidad tremenda que se juegue así con los sentimientos de mi familia”.. La familia señala que tanto desde el Ayuntamiento de Alcalá como desde el Gobierno Regional “se lavan las manos y miran hacia otro lado, demostrando una insensibilidad que no merecemos”.

Desde el Grupo Socialista, su concejala responsable del área de sanidad, Mónica González, ha señalado que “estamos ante una situación impresentable” y lamentó la “postura del equipo de Gobierno mirando hacia otro lado ante una realidad que afecta a un vecino de nuestra ciudad que se encuentra desamparado”. González señaló  que “en lugar de gastar millones de euros en campañas de publicidad deberían dar respuesta y evitar estas situaciones que solo generan más dolor a la familia”. La edil anunció vamos “a hacer todo lo que esté nuestra mano para exigir que se acabe de manera inmediata con esta situación”.