Etiquetas

, , ,

UPyD sospecha que el resultado de la operación se estaría dedicando, burlando la legalidad, a mantener abierto Alcalá Desarrollo.

El portavoz del Grupo Municipal Unión Progreso y Democracia (UPyD), Anselmo Avendaño, ha denunciado que el alcalde Javier Bello evita dar explicaciones sobre el destino del dinero obtenido con la venta de dos parcelas municipales situadas en la Avenida de Daganzo nº 19, antiguo Centro de Empresas, y valoradas en 1.302.933, 93 euros. La aprobación definitiva de dicha operación tuvo lugar en el Consejo de Administración de Alcalá Desarrollo, celebrado el 21 de mayo de 2013. Anteriormente, Intervención Municipal ya había advertido, conforme señala el artículo 5 de la Ley de Haciendas Locales, que “los ingresos procedentes de la enajenación, al tratarse de un bien patrimonial, no pueden destinarse a la financiación de gastos corrientes”. Posteriormente, dicha advertencia volvió a repetirse con motivo de la aprobación de las cuentas del citado Ente correspondientes al ejercicio 2013, donde las enajenaciones del inmovilizado suponían un 18 % de los ingresos.

UPyD ha intentado, sin éxito, que Javier Bello y la propia Intervención Municipal aclaren el destino del dinero obtenido mediante esta operación urbanística. Sobre esta cuestión, el representante de la Intervención Municipal presente en el último Consejo de Administración de Alcalá Desarrollo, declinó responder a la pregunta formulada por el representante de UPyD, alegando que “simplemente hacen fiscalizaciones a priori”. Curiosamente, en el transcurso del citado Consejo, se aprobó iniciar el procedimiento para la venta de la tercera parcela ubicada en el antiguo centro de empresas y que había quedado sin vender.

Avendaño ha declarado que “esta operación parece estar destinada a maquillar los resultados de un Ente ruinoso como es Alcalá Desarrollo, mediante la venta de patrimonio municipal, algo expresamente prohibido por la ley. Una vez más, podemos comprobar como el Partido Popular está dispuesto a todo con tal de mantener sus chiringuitos, y quien acaba perdiendo son los ciudadanos y la ciudad”. 

UPyD ha denunciado en repetidas ocasiones que Alcalá Desarrollo es un organismo superfluo que solo sirve para generar importantes perdidas a la ciudad y para servir de escenario a los continuos cambalaches entre el PP, PSOE, IU y los miembros del Pacto Local. Por esta razón, UPyD propone el cierre de Alcalá Desarrollo, y que sus funciones pasen a ser asumidas por el propio Ayuntamiento, con mayores garantías de control y eficacia.