Etiquetas

, , , ,

Pilar Fernández, portavoz del grupo municipal Izquierda Unida, denuncia la intención del alcalde, Sr. Javier Bello, de instalar el Museo de la Brigada Paracaidista en una de los edificios más reconocidos y valiosos de la ciudad de Alcalá. “Nos referimos a la Casa de la Entrevista, un edificio del siglo XV, situado en la calle de San Juan, que era la iglesia del monasterio de San Juan de la Penitencia, fundado por el cardenal Cisneros a finales del siglo XV”.

Desde hace unos días, militares de la Brigada Paracaidista “Almogávares” VI (BRIPAC) están midiendo la Casa de la Entrevista y el edificio adyacente de la concejalía con la intención ya apuntada de instalar allí un museo, y nosotros nos preguntamos ¿Quién se considera el alcalde para ceder el  patrimonio histórico de la ciudad? Si unimos esto a que el próximo 5 de marzo, el alcalde de Alcalá, Javier Bello, será distinguido el con la Cruz del Mérito Militar, concedida a propuesta de la Unidad Militar de Emergencias, desde Izquierda Unida nos preguntamos, ¿no será este el precio que paga el alcalde en agradecimiento a la condecoración que le entregarán en pocos días? Él mismo se ha mostrado muy agradecido en distintos medios por esta condecoración. Debe quedar claro que no decimos no al museo de la BRIPAC.

No estamos en contra de que se instale el museo en la ciudad. Lo que decimos es que una decisión tan importante debe tomarse de una manera más formal: “Esta decisión se tiene que adoptar en el marco de una reunión de la Junta de Portavoces municipales, donde estamos todos los alcalaínos representados”. No creemos que el alcalde, por su cuenta y riesgo, sin consultar a nadie, sea quién para decidir qué se hace con un patrimonio que es una joya y un referente cultural como sala de exposiciones y pertenece a todos los alcalaínos. Todo ello adquiere mayor gravedad cuando, haciendo ya casi un año (27 mayo 2014) de la aprobación en pleno de la declaración institucional para la celebración del AÑO CERVANTINO, CERVANTES INFINITO, un gran proyecto de Alcalá, una oportunidad única, decíamos entonces, el gobierno del PP aún no tiene diseñado un programa de actuaciones para la ciudad.

“En 2015 celebramos el 400 aniversario de la edición de la segunda parte del Quijote, y en el 2016 se cumplen 400 años de su muerte, y nuestro alcalde aún no ha previsto nada para la celebración de estos dos grandes acontecimientos”. Por todas estas razones, Izquierda Unida llevará una moción al próximo pleno de este mes, para que este espacio continúe siendo lo que es a día de hoy: un referente cultural de la ciudad. “Nuestra total oposición a la forma en que se ha decidido que el museo militar se instale ahora en ese lugar, y nuestra disposición a que sea la Junta de Portavoces quién decida dónde, cuándo y cómo se instala ese museo en Alcalá de Henares”