Etiquetas

Creo que hablar de la política local en nuestra ciudad no tiene ahora demasiado sentido. Ya aporté hace mucho tiempo mi opinión sobre la utilidad de las comisiones de investigación, por lo que considero absurdo echar más leña al fuego. Lo mejor es dejarlos y que se maten entre ellos. ¿De qué va a servir esta comisión? Ahí ha andado fino Ripoll, ha visto el tinglado y ha dicho: ahí os quedáis.

Ah sí, se me había olvidado, como ahora estamos en 2014, nos vamos a enterar ahora de cuáles fueron los mimbres que pergeñaron en su momento el caso Ferrer, la dudosa recalificación/ampliación de un centro comercial en las afueras de Alcalá y otras vicisitudes varias e interesantes que aportarán mucha luz sobre el día a día de la actual política local.

Pero de ¿Quién trajo a Cofely/waiters?, nasty………. de eso no nos enteraremos y eso que según dice el Sr. Bello, todo quisqui en la ciudad conoce la mano que trajo el Waiter/Cofely.

Pero no, creo que seguir ahí es tontería. No nos enteraremos de nada. Veremos el paripé y el y tú más……… y alá ya estamos listos y servidos.

Hoy pongo la atención en la transparencia. Evidentemente en mi pueblo, con una situación política tan opaca, en la que con frecuencia nos enteramos por la prensa nacional de lo que pasa a 500 mts de nuestra casa, la transparencia es necesaria. Alcalá nunca se ha distinguido por ocupar un buen lugar  en los índices de análisis en transparencia. Ahora, que es cuando más tenebrosa parece la gestión de nuestro “común”, parece que remontamos posiciones en esos índices – la verdad, una cosa bastante extraña-.

Siguiendo con el tema de la transparencia, me ha llamado la atención el despelote llevado a cabo por Javier Rodríguez Palacios, al que yo suelo referirme sin acritud como el chico de San Gabriel. Joer, me ha entrado una sonrisa – bueno con sinceridad, me he descojonado durante un ratillo- leyendo el ejercicio de transparencia efectuado por el jefecillo de los socialistas.

No hay peor mentira que una media verdad, y media verdad que es lo que nos ofrece el chico de San Gabriel.

Resulta que el chaval, en un ejercicio de transparencia sin parangón, va y se despelota vivo para enseñarnos sus entrañas económicas……..¡¡¡Muy bien!!!, pero joer, Javier Rodríguez Palacios ha hecho lo mismo que el Jaimito que se va a una playa nudista para ver “teta”, y se planta en medio de la arena con la toalla puesta a modo de taparrabos para que no se le vea “el pakete”, ¿no?

Porque puede resultar muy cómodo, hacerse una foto patrimonial en 2015, cuando se lleva viviendo de lo común de los complutenses desde 2007, es decir 8 años y decir: tengo ésto, tengo aquello y también tengo aquello de más allá, pero ¡¡¡coñó!!! ¿ y qué tenías en 2007? La foto finish no es el reflejo más transparente de como ha trascurrido una maratón.

¿Por qué el Sr. Rodríguez dice que gana 52.000 lereles netos?¿Por qué no dice el Sr. Rodríguez que realmente gana casi 75.000 lereles brutos?¿Es porque 75.000€ -75.000€ ahora, hasta Enero ganaba ochenta y muchos mil y no decía ni mú cuando se hablaba de bajarse los sueldos-  suenan mas heavy y puede herir sensibilidades? Un poco mojigato, ¿no?

¿No sería más fácil hacer una foto patrimonial real y decir que Javier Rodríguez Palacios habrá ingresado en sus cuentas bancarias cerca de 650.000€ de los complutenses cuando lleguen las próximas elecciones de 2015?¿Por qué no nos dice Javier Rodríguez Palacios cual era su patrimonio en 2007 antes de incorporarse al Ayuntamiento?

Ya que nos ponemos en pelotas, Nos ponemos en pelotas de verdad, ¿no?, porque esto que hace Javier Rodríguez Palacios, puede ser lo mismo que decir que yo estoy en el Ayuntamiento perdiendo dinero, pero no voy a decir nunca lo que ganaba antes en mi maravilloso trabajo, ¿no?¿Nos suena?

Muy clarito, creo que tengo que reiterar que una media verdad puede ser la peor de las mentiras.

Si, me parece un insulto la “falsa transparencia” utilizada por el Secretario General de los Socialistas complutenses. Evidentemente como haya empleado Javier Rodríguez Palacios los 650.000€ – en 8 años de trabajo, juzgar si los 8 años de trabajo valen 650.000€ eso lo tenemos que valorar los ciudadanos- brutos que nos ha rascado a los complutenses no es mi problema, pero pensar que a los ciudadanos nos tratan como gilipollas, si que me preocupa un poquito más.

Lo de siempre

Tenemos lo que nos merecemos

El alcalaíno impenitente

elalcalainoimpenitente@outlook.es

Anuncios