El próximo martes, Rafael Ripoll, edil del partido patriota España2000, llevará al Pleno Municipal del Ayuntamiento de Alcalá una moción en la que los grupos políticos deberán informar acerca de las visitas que reciban por parte de los representantes de entidades privadas que opten a un contrato público con el ayuntamiento; en un ejercicio de transparencia deberán ser comunicadas en la Junta de Portavoces, previa a los Plenos Municipales en los que se tomen decisiones sobre contrataciones públicas y así impedir cualquier tipo de presión con el fin de evitar que la sombra de la corrupción oscurezca la gestión municipal.

Ripoll ha indicado que “ahora con el escándalo de Cofely y Waiter Music, aparecen concejales de la oposición que aseguran haber sido visitados antes de las votaciones del contrato público de Cofely por representantes de la empresa”.

Es importante según Ripoll que la transparencia por parte del equipo de gobierno sea absoluta, pero también y aún más si cabe, desde la oposición debe ser total, “si alguien viene a nuestro despacho en el ayuntamiento con el ánimo de influir en nuestro voto para la adjudicación de un contrato, lo mínimo, es que yo se lo comunique a los demás portavoces y que se paralice el proceso hasta esclarecer los detalles de esa visita”.

Anuncios