Etiquetas

, ,

Pilar Fernández, portavoz del grupo municipal Izquierda Unida, ha mostrado su indignación esta mañana, nada más conocer la noticia y el alcance de la “Operación Púnica”:

“Lo que estamos conociendo días a día, como un doloroso goteo de ignominias, requiere una respuesta enérgica y contundente por parte de las fuerzas democráticas. En nuestro caso, indagaremos hasta las últimas consecuencias para esclarecer en su totalidad la relación contractual de Cofely con el ayuntamiento de Alcalá de Henares.”

De esta forma, Pilar Fernández hacía referencia a la ‘Operación Púnica’ que tuvo su punto álgido ayer con la detención de 51 personas, entre ellos Francisco Granados, antiguo hombre de confianza y mano derecha de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. La trama de corrupción ha puesto encima de la mesa un nombre conocido aquí en Alcalá y que ultimamente está, por desgracia, muy de actualidad. “Nos estamos refiriendo a la empresa COFELY ESPAÑA, S.A.U. Izquierda Unida lleva denunciando este contrato desde antes de su adjudicación. Ya el 15 de noviembre de 2011 presentamos una moción, donde pedíamos de manera expresa “retirar el concurso abierto de privatización del servicio público de gestión energética y mantenimiento con garantía total de las instalaciones eléctricas y térmicas de 6 colegios y las dos ciudades deportivas.”

Durante todo este tiempo, sólo IU lo ha denunciado en sede plenaria. Y hace apenas siete días, el 21 de octubre, ante las continuas denuncias realizadas, sobre todo, por los responsables de prevención de los sindicatos, presentamos una nueva moción para proceder al análisis y revisión de todo el contrato y su cumplimiento por parte de la empresa. Exigíamos sanciones y responsabilidades. Y, sobre todo, la revisión del contrato en todo lo relativo al mantenimiento y, en el último punto, pedíamos expresamente….“No ampliar la extensión ni el objeto del contrato de Cofely para evitar en todo caso que esta empresa pueda prestar otros servicios en la ciudad como, por ejemplo, el alumbrado público”.

Los últimos acontecimientos nos dan la razón. No estábamos equivocados. “Tras el registro de su sede, y la intervención de gran cantidad de documentación en papel y en soporte informático, cuatro de sus más altos directivos han sido detenidos en esta operación: su director general en España y su jefe comercial entre otros”. Lo más sangrante de todo esto es que la empresa presume en su página Web de los contratos firmados en los últimos meses en la Comunidad de Madrid y del importe de los mismos: 181 millones de euros.

Ayer mismo, el PP aprobaba en la Junta de Gobierno Local la prórroga por un año del contrato suscrito con COFELY ESPAÑA, S.A.U. para el Servicio de Mantenimiento preventivo y correctivo de las instalaciones de las Salas de Calderas de Gas Natural y Propano de Escuelas Infantiles, Centros de Enseñanza Infantil y Primaria CEIP y Escuelas de Adultos. “Izquierda Unida exige desde este mismo momento la suspensión de este acuerdo. Pero no solo exigimos la marha atrás de esta triste decisión, pasándose por alto los recientes acuerdos del pleno municipal. Además, solicitaremos por escrito al alcalde toda la documentación relacionada con este contrato y en este mismo instante anunciamos que promoveremos una Comisión de Investigación que arroje luz de forma definitiva sobre este asunto.”