Etiquetas

, , ,

También a propuesta de UPyD, la Cámara de Cuentas fiscalizará las cuentas municipales de los últimos tres años 

El Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia (UPyD Alcalá), ha mostrado su satisfacción tras la aprobación de las cuatro mociones que presentaba al pleno de este mes.  Entre ellas, destaca la que exigía a los concejales del Partido Popular devolver el dinero municipal gastado irregularmente en publicidad, y que en los últimos dos años ascendía a 1.179.400,65 euros. Esta suma se corresponde con los importes gastados en inserciones publicitarias en dos medios de comunicación local, y sobre las que Intervención Municipal emitió reparos de legalidad por incumplir la Ley de Contratos del Sector Público.

Otra moción de UPyD aprobada ayer, permitirá que la Cámara de Cuentas de Madrid fiscalice  las cuentas del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, durante los tres últimos ejercicios cerrados, en los que Javier Bello ha estado al frente del consistorio. En el texto de la moción se ponía de manifiesto que las mismas irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas en 2010, han seguido produciéndose durante la presente legislatura, como las retribuciones irregulares a parte del personal municipal, los pagos irregulares a medios de comunicación local, o la falta de transparencia en las cuentas municipales.

Una tercera moción, exigía al Equipo de Gobierno del Partido Popular que informe sobre el número de tarjetas de crédito existentes en el Ayuntamiento y el desglose de los gastos asociados a las mismas, al objeto de garantizar la transparencia en el uso de dinero municipal. UPyD ya había solicitado conocer estos datos en junio de 2013, pero el Alcalde denegó el acceso a dicha información.

Por último, también fue aprobada la moción de UPyD relativa a la creación de una Ordenanza Municipal que regule los patrocinios de eventos municipales por parte de empresas privadas. Esta moción se presenta tras conocerse que la bandera nacional de la rotonda de El Chorrillo fue pagada por una empresa local, ante la incapacidad del Ayuntamiento para costearla.