Etiquetas

, ,

Daniel Ortega, concejal del grupo municipal Izquierda Unida ha criticado que el equipo de gobierno del PP intente celebrar la Semana de la Movilidad, cuando “lo que está llevando a cabo en la ciudad, es una política en este asunto nefasta, nula y a golpe de titular”. Llevamos meses asistiendo a anuncios que no se cumplen o a parches en los problemas con el transporte que lo único que hacen es trasladar las complicaciones de un lado a otro y que no solucionan el verdadero problema. “Esta semana está concebida para facilitar el desarrollo e implantación de buenos hábitos y de medidas que posibiliten la convivencia urbana entre los diferentes tipos de transporte. Para IU las actividades programadas para esta semana llegan tarde y no han sido consensuadas en el seno de la mesa de la movilidad. Por tanto ha sido una decisión unilateral con actividades insuficientes para los objetivos de concienciación que pretende la campaña europea”.

Sin lugar a dudas, el concejal responsable del área de movilidad, Javier Fernández, está teniendo un estreno muy alejado de lo que el alcalde quería el día que anunció el nuevo reparto de competencias, “dijo que era para dar un impulso a la gestión municipal y lo que ha ocurrido es justo lo contrario, ha habido un frenazo, no fruto del periodo vacacional, sino por la falta de interés en resolver los problemas de los vecinos”. Para IU eso sí que es un desprecio absoluto a la ciudad y a los vecinos, algo de lo que nos acusaba en el mes de julio a los partidos de la oposición.

Son ellos los responsables de solucionar los problemas, no de verter sobre otros acusaciones para tapar su incompetencia a la hora de poder hacerlo.

En los últimos años, desde IU hemos demandado actuaciones para una movilidad sostenible, solicitando mejoras en espacios para peatones, en el trasporte urbano (remodelación y descuentos), en el carril bici, etc… En definitiva, una política basada primero en el peatón, después en el transporte colectivo y las bicicletas y, finalmente, el transporte privado. Pero la Semana de la Movilidad planteada por el PP está enfocada a cumplir con el trámite, cuando su enfoque debería haber sido conseguir un objetivo de máximos para generar políticas públicas por una movilidad alternativa.

Esperemos que la reordenación de las líneas de autobuses urbanos, la puesta en marcha de una estación de transporte interurbano o la potenciación del carril bici, sea una realidad dentro de poco. Pero mientras tanto, el PP sigue haciendo desaparecer carril bici, sigue sin tener claro donde colocar la estación de autobuses y sigue sin trabajar realmente por tener un nuevo mapa mucho más mejorado de los autobuses de Alcalá.