Etiquetas

, , ,

La FAPA ha mostrado su total desacuerdo con la actitud de determinados colegios en los que sus equipos directivos y claustros de profesores han actuado de manera unilateral modificando los libros de texto desoyendo las recomendaciones tanto de las Asociaciones de Padres como de las Instituciones Públicas. Este es su comunicado de prensa:

“La FAPA de Alcalá de Henares quiere elevar su más enérgica protesta al comprobar cómo, a pesar de las acciones llevadas a cabo por los padres, incluyendo las más de 2000 firmas recogidas por diversas AMPAs de nuestra ciudad, en las que se solicitaba que no se cambiaran los libros de texto fundamentalmente por el momento de crisis económica que vivimos, y de las recomendaciones que desde el Ministerio de Educación y la Consejería hicieron llegar a los centros en el mismo sentido, algunos equipos directivos y claustros de profesores han cambiado de forma innecesaria los libros de texto, con el consiguiente perjuicio del alumnado y sus familias.”

Comprobamos cómo en colegios públicos afectados en 1º, 3º y 5º de primaria por la implantación de la LOMCE, han cambiado los libros de texto, no solo en la asignatura de Conocimiento del Medio sino también para Matemáticas y Lengua asignaturas que en principio, no tenían por qué verse modificadas, impidiendo así que los sistemas de reutilización de libros y material escolar, llevados a cabo en la mayoría de los casos por la AMPAs y en otros por los propios docentes, no puedan cumplir con su fin principal, que es que todos los niños empiecen el curso con sus libros de texto. Incluso se exige la compra de determinadas editoriales cuando el contenido curricular es el mismo, impidiendo muchas veces que su alumnado se pueda beneficiar de libros de texto usados por otros compañeros

Consideramos, a su vez, que se piden para el curso próximo, en muchos casos, un elevado número de cuadernillos de trabajo y otros materiales escolares, como diccionarios (Inglés y español), libros de lectura y otros que normalmente ya existen en las bibliotecas de centro y de aula y que son dotaciones que se han ido financiando con gran esfuerzo en los últimos años. Los padres comprobamos que en no pocas ocasiones estos libros son infrautilizados.

Queremos reseñar que nuestra aulas se han enriquecido en los últimos años de ordenadores, pizarras digitales y demás soportes digitales, que por otra parte ha supuesto un gran desembolso aunque sea de manera indirecta a las familias y sin embargo vemos como los libros de texto, cuadernillos de trabajo y en general material convencional sigue siendo “la herramienta básica e insustituible” para impartir docencia, algo que carece de toda lógica en la época tecnológica en que vivimos.
Tenemos constancia de que hay profesorado que, sin necesidad de recomendaciones, llevan años sin requerir a su alumnado la compra de libros de texto. Estamos seguros de que su preparación les permite impartir clase utilizando sus propios materiales o recurriendo a las plataformas gratuitas, sin que por ello el nivel de aprendizaje de su alumnado se vea en absoluto mermado. ¿Por qué unos lo pueden hacer y otros se niegan a ello?

Por todo lo expuesto, solicitamos que se inste a aquellos centros de nuestra ciudad que no hayan seguido las recomendaciones dadas por el Ministerio de Educación y la Consejería, así como la solicitud de sus propias familias, a que modifiquen la lista de libros y material escolar que solicitan para el próximo curso, de tal manera que todos los niños, niñas y jóvenes de nuestra ciudad, con independencia de su condición socio-económica, puedan iniciar el curso escolar en igualdad de condiciones”