Etiquetas

, , ,

Los incumplimientos en el pago de las subvenciones han puesto a muchas asociaciones en una situación dramática, teniendo que cerrarse algún centro por cortes en el suministro de electricidad 

El Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia (UPyD) de Alcalá de Henares ha informado sobre las mociones que presentará en el Pleno Ordinario del próximo martes.

Una primera moción, se refiere a la situación de las asociaciones socio-sanitarias que, pese a la labor tan importante que realizan en la ciudad, no sólo no recibirán las subvenciones que son imprescindibles para su funcionamiento sino que tampoco se les han pagado las debidas de años anteriores.  Según el concejal de UPyD, Ricardo Rubio, “esta situación ha llevado a alguna, como es el caso de ASAYAR, a tener que cerrar uno de sus centros debido al corte de electricidad que sufrieron por impago pese a que allí atendían a un elevado número de pacientes que han visto interrumpidas sus terapias. Esta situación es insostenible y el PP no puede seguir con esta política”. Rubio añadía que UPyD defenderá que se resuelva esta situación y que se abonen las subvenciones que se deben.

Una segunda moción, pretende paralizar el nuevo Plan de Ajuste al que se ha acogido Javier Bello y su equipo tras una gestión desastrosa en que el despilfarro ha hecho crecer la deuda y que hace imposible el pago de los créditos recibidos anteriormente, lo que redundará en un aumento de los impuestos y del endeudamiento de los alcalaínos.  Anselmo Avendaño, portavoz de UPyD, decía que “Pese a la inyección de dinero que supuso el primer Plan de Ajuste, que sirvió para pagar la deuda oculta con los proveedores, Bello y su Junta de Gobierno han seguido endeudándonos al no corregir el desajuste presupuestario y el mal uso de los recursos públicos, manteniendo duplicidades, no eliminando organismos insostenibles, manteniendo retribuciones irregulares del personal municipal así como el gasto en publicidad, cercano al millón de euros anuales.  Todo esto lo pagaremos con un aumento de la presión fiscal sobre las familias y empresas de Alcalá.”

Las dos últimas mociones se refieren, una, al asfaltado de un tramo del Camino de las Callejuelas que es una vía natural de conexión entre el nuevo barrio de la GAL y el centro de la ciudad sin tener que salir por la avenida de Madrid (la antigua N-II) que obliga a tomar dirección Madrid para, en la siguiente rotonda, volver hacia Alcalá; la otra moción, solicita la limpieza, arreglo y pintado del paso subterráneo de la calle Torrelaguna que une el Chorrillo y el Campo del Ángel con el centro de la ciudad.