El concejal de educación admite que hay retrasos en los pagos por parte del Ayuntamiento de cinco o seis meses

El Grupo Socialista ha mostrado hoy su profundo malestar y preocupación tras admitir el equipo de Gobierno la existencia de impagos a las Escuelas Infantiles Municipales que se remontan, en algunos casos, al año pasado, y que están afectando al pago de las nóminas de algunos de sus trabajadores.

La edil socialista Yolanda Besteiro ha manifestado hoy tras la Comisión de Educación su preocupación ante un hecho muy grave que pone en evidencia la crítica situación por la que atraviesa nuestro Ayuntamiento y la pésima gestión de este equipo de Gobierno. En este sentido, Besteiro calificó de vergonzosa la actuación del Partido Popular que gasta un millón de euros al año en propaganda y autobombo, en algunos con pagos hechos con informe en contra del Interventor Municipal, y al mismo tiempo dice que no hay dinero para algo prioritario como son las Escuelas Infantiles de gestión municipal. La concejala señaló que hoy el edil de educación ha afirmado en la Comisión Informativa que la falta de liquidez del Ayuntamiento ha provocado impagos, lo que está afectando al pago de las nóminas de los trabajadores, que en algunos casos han podido cobrar en el mes de marzo gracias a las aportaciones de los padres, y que tienen pendiente cobrar el mes de abril? y anunció que ante esta situación el Grupo Socialista ha exigido actuaciones inmediatas, y que se cumpla el compromiso del equipo de Gobierno de poner al día estos impagos antes de que acabe la semana.

Por su parte, el Portavoz de los socialistas, Javier Rodríguez Palacios, manifestó su malestar ante unos hechos muy graves, que vuelven a poner de relieve que para el equipo de Gobierno la educación pública no es prioritaria. En este sentido, Rodríguez Palacios trasladó todo el apoyo de los socialistas a los trabajadores de las Escuelas Infantiles y aseguró que vamos a estar vigilantes y exigir al equipo de Gobierno que cumpla su palabra y abone esta semana las cantidades adeudadas, que en algunos casos se remontan a seis meses atrás, en un tema tan sensible como es la educación de nuestros pequeños.