Avendaño: “Nos parece inaudito que sea el representante de un fondo “buitre” quien gestione la política municipal en materia de vivienda” 

El portavoz del Grupo Municipal Unión Progreso y Democracia (UPyD), Anselmo Avendaño, ha denunciado este miércoles que los representantes del Partido Popular (PP) y de la parte privada (OHL y Larcovi) en la Empresa Municipal de la Vivienda de Alcalá de Henares (EMV), han designado como Consejero miembro de la mesa de contratación que gestionará la venta de 133 viviendas sociales, a Jesús Martín, representante a su vez de la empresa En Casa Cibeles, utilizada por el Banco de Inversión estadounidense Goldman Sachs para gestionar los 3.000 pisos de alquiler adquiridos por algo más de 200 millones de euros al IVIMA en la Comunidad de Madrid. Martín es, además, Vicepresidente de Larcovi, empresa accionista de la EMV y responsable de la encomienda de gestión de la misma, de la que también es Consejero.

El portavoz de UPyD, Anselmo Avendaño, ha declarado que “nos parece inaudito que sea el representante de un fondo de inversión inmobiliario, quien vaya a gestionar la venta del parque de viviendas sociales propiedad de la EMV. Desde hace tiempo venimos denunciando la forma poco clara que tiene el PP de gestionar esta empresa municipal, y que está poniendo en grave peligro las políticas sociales en materia de vivienda en nuestra ciudad. El alcalde, Javier Bello, debería tomar cartas en el asunto y recuperar cuanto antes el control sobre la EMV, para asegurar que se cumplan los procedimientos y se atienda el interés general, no el de unas empresas privadas”.

Avendaño ha denunciado también que, a pesar de la aprobación en el mes de febrero de una moción en el Pleno Municipal, presentada por UPyD, en la que se instaba a detener el proceso de enajenación, el Equipo de Gobierno del PP ha seguido con su intención de vender las 133 viviendas sociales para tratar de paliar la mala situación económica que atraviesa la EMV, provocada por la mala gestión desarrollada durante años.

No es la primera vez que esta entidad se ve envuelta en la polémica. Anteriormente, UPyD denunció que se habían intentado falsear las cuentas anuales, las cuales tuvieron que re-elaborarse para poder ser presentadas conforme a la legalidad en el Registro Mercantil. Por esta razón, UPyD solicitó en su día el cese de Jesús Domínguez (PP), como vicepresidente de la EMV, por ser el responsable político directo de la mala gestión y de las reiteradas irregularidades detectadas en la entidad, cese que fue rechazado gracias a la abstención del PSOE e IU.