Etiquetas

,

Fotografía, Ricardo Espinosa Ibeas. Prohibida cualquier reproducci’on total o parcial sin el consentimiento expreso del autor

Hemos despedido el año con una triste noticia. Nuestros políticos locales, son y han sido incapaces de tejer unos presupuestos para la ciudad. Los presupuestos son, el alma del funcionamiento de una administración cualquiera sea pública o privada, aunque sea una comunidad de vecinos. Y esa incapacidad es un fracaso. He leido en estas mismas páginas, que en opinión de la diputada Popular Isabel Díaz Ayuso un aborto es un fracaso, para la madre, para la sociedad, en general para todo el mundo, yo estoy de acuerdo con eso. El mismo fracaso que para un político es la incapacidad para sacar un presupuesto para su ciudad. En este caso el fracaso tiene nombre propio y apellidos: Francisco Javier Bello Nieto. Eso sí, para buscar el victimismo y cargar las culpas sobre todos sus vecinos de escaño, ha estado espabilado. 

Ahora nos encontramos con unos presupuestos prorrogados, que contemplan unos gastos sobre el papel, de unos 164 millones de euros, y con unos gastos “ reales” que nunca  serán inferiores a los 200 millones,- sólo la nómina municipal se acerca a los 100 millones, teniendo nuestro ayuntamiento una deuda financiera superior a los 200 millones- los cojas por donde los cojas, lo que supone que año sí y al siguiente también, la deuda de la ciudad se incrementará entre 40 y 50 millones, así……. A CAPÓN.Porque aunque las cuentas sean políticamente aprobadas, es una aprobación que surge del mercadeo entre las distintas formaciones políticas. Las cuentas reales, es decir, cuanto entra y cuanto sale, – como en cualquier hogar- son muy, pero que muy deficitarias para el Ayuntamiento, y en consecuencia para todos nosotros.

Ni un mal rato se ha dado Bello en tratar de velar por los intereses de los vecinos elaborando un borrador presupuestario. Ha dicho que I.U se somete a los dictados de Cayo Lara, aunque creo recordar que Cayo Lara decidió que Alcalá no fuese gobernada por Bello hace apenas 6 meses, por lo que veo que la memoria de Bello no anda muy fina. Si Pilar Fernández se hubiese sometido a los dictámenes del castellano manchego, ahora Bello sería portavoz de la oposición. Por tanto la excusa de Bello no cuela. Pilar Fernández hasta ahora, siempre ha sido una firme partidaria del pacto antinatura – de la calle de los colegios- que rige la ciudad y permitió en su momento el gobierno de Bello.

También critica Bello a los rosas. Que si son unos rencorosos, que si tal, que si pascual. ¿Rencor?, Hombre “el papel lo aguanta todo”, y por muy guindas que sean los rosas, a nadie le gusta que le chuleen. Si Bello dio muestras de su cintura política el día después de ser investido alcalde haciendo funambulismo sobre el papel del famoso acuerdo, ¿Qué cojones quiere? o acaso ¿Pretende que los magentas encima de ser cornudos tengan que poner la cama?. Si esto es lo que Javier Bello llama hacer política………..ya hemos visto los resultados.

Evidentemente, la actual situación de la ciudad es la consecuencia de que un aficionado a la política, haya pasado de la noche a la mañana a tener un cargo público. Pero un aficionado, por muy aficionado que sea a la política, no deja de ser eso, un simple aficionado. Alcalá es una de las grandes ciudades de España, y si de algo está sobrada es precisamente de aficionados. Lo que necesita nuestra ciudad son gestores competentes con conocimientos, ganas de trabajar y sobre todo que quieran a su ciudad por encima de espurias ambiciones personales.

Javier Bello llegó a la alcaldía con todo a su favor y con nada en su debe. Llegó a lo más alto sin hipotecas, sin cortapisas y su caída ha sido meteórica, llevándose por delante en su hundimiento a toda una ciudad.

El Partido Popular de Madrid no puede volverle la espalda a una ciudad como Alcalá de henares, y debe hacer todo lo necesario por recuperar para la ciudad, una dignidad que Javier Bello ha dilapidado con ligereza. No se trata de crear buen rollito; se trata de hacer política. De hacer política de diálogo, con España2000, con Izquierda Unida, con los socialistas, con los magentas, …… en fin se trata de hacer ciudad,se trata de hacer Alcalá de Henares, y de no estar única y exclusivamente preocupado por la foto, el autobombo, y el ego propio. Javier Bello ha demostrado con creces que no es la persona adecuada para manejar un barco tan grande y pesado como el Complutense.

¿Debemos hundirnos todos con Bello?

Lo de siempre

Tenemos lo que nos merecemos

El alcalaíno impenitente

elalcalainoimpenitente@outlook.es