Etiquetas

,

El Hospital Universitario Príncipe de Asturias ha presentado sus iniciativas y proyectos para el fomento de la cultura de seguridad del paciente en el desarrollo de la II Jornada Interhospitalaria sobre Seguridad del Paciente, un foro de intercambio de experiencias entre profesionales sobre los proyectos iniciados en 2013.

La Directora General de Atención al Paciente , Elena Juárez, ha inaugurado la II Jornada Interhospitalaria sobre Seguridad del Paciente, que ha concluido con la entrega de certificados a los 60 responsables de seguridad del paciente, profesionales médicos y enfermeros de diferentes servicios o áreas asistenciales del centro sanitario. Durante esta Jornada, se han presentado los proyectos del Hospital Príncipe de Asturias para reducir los riesgos de la práctica clínica y minimizar los efectos adversos.

El centro sanitario ha desarrollado un Proyecto de Conciliación de la Medicación en Urgencias. El Servicio de Farmacia Hospitalaria realiza un seguimiento específico de los pacientes pluripatológicos y con polimedicación asociada atendidos en el área de Observación de Urgencias. El farmacéutico valida la conciliación de la medicación pautada en Urgencias, logrando una doble comprobación de la medicación, previniendo posibles efectos adversos.

El centro sanitario ha implantado un Programa de Control de la Glucemia en el Paciente Diabético Quirúrgico para prevenir posibles efectos adversos derivados de la alteración de los niveles de glucemia. La hiperglucemia en el periodo perioperatorio se asocia con el aumento de las complicaciones postquirúrgicas, infecciones y aumento de la morbimortalidad hospitalaria, de ahí las ventajas de un programa específico de control preoperatorio.

El hospital apuesta por el control del dolor
Otro proyecto del hospital alcalaíno es el control del dolor postoperatorio. Previamente a la utilización de los sistemas de perfusión, de los dispositivos de autoadministración de la analgesia por el paciente, de la medicación o del uso de anestésicos epidurales, los profesionales han recibido un entrenamiento específico para mejorar el control del dolor y la prevención de posibles efectos adversos.

La Unidad Funcional de Riesgos del hospital establece las líneas estratégicas en seguridad propias del centro. Formada por un grupo multidisciplinar de profesionales, recoge y evalúa las áreas de mejora que, sobre seguridad del paciente, proponen los profesionales y pone en marcha acciones orientadas a minimizar las posibles consecuencias negativas para el paciente asociadas a la actividad sanitaria.

En 2013 la unidad ha puesto en marcha 22 prácticas seguras, la mayoría relacionadas con mejoras en la medicación, equipamiento e infraestructuras para actuar sobre las notificaciones de incidentes recibidas. Además, ha apoyado la iniciativa del Servicio de Pediatría para la implantación de la norma UNE 179003 sobre gestión de riesgos en sus diferentes áreas asistenciales.