Etiquetas

, ,

El Diario El País, ha publicado un extenso artículo en el que analiza en profundidad el día de ayer en nuestro municipio. Desde la rueda de prensa en la que tanto el interventor como la portavoz del ejecutivo, Marta Viñuelas, hablaban de la deuda, hasta el movido pleno de la tarde

“La abstención de los tres concejales de Izquierda Unida y del representante de España 2000, partido de ultraderecha, permitió al PP aprobar ayer la cuenta general del Ayuntamiento de Alcalá de Henares correspondiente al ejercicio de 2012. El PP, en el poder de forma ininterrumpida desde 2003, cuenta con 12 concejales por los nueve del PSM y dos de UPyD, que votaron en contra. El posicionamiento de IU en Alcalá no extrañó. A finales del pasado mayo el Partido Popular logró aprobar los 170 millones del presupuesto municipal para este ejerciciogracias también a la abstención de IU y España 2000. Una semana después IU se desmarcó de la moción de censura que el PSOE local impulsaba con el apoyo de UPyD. En 1995, el Partido Popular gobernó en minoría con 11 concejales frente a los nueve del PSOE y los siete de IU, que no llegaron a un acuerdo.

 El pleno de ayer estuvo marcado por el nerviosismo del equipo de Gobierno de Javier Bello —sucedió como alcalde a Bartolomé Gonzálezen julio de 2012 tras su dimisión como regidor, cargo que ostentó 13 años— que aseguró mantener la deuda municipal de la tercera ciudad de la región (204.000 habitantes) en unos niveles parecidos a los de años anteriores. Por la mañana la concejal de Hacienda y portavoz del Ejecutivo municipal, Marta Viñuelas, afirmó que la información publicada ayer por este diario, relativa a la deuda municipal por vecino, era “mentira”. Viñuelas también dijo desconocer de dónde salían los datos que indican que el endeudamiento por habitante de la ciudad prácticamente se ha duplicado de un ejercicio para otro, alcanzando los 953,8 euros de 2012 frente a los 542,5 de 2011.

Los datos puestos en cuestión aparecen en el informe que firma el interventor general municipal, Ernesto Sanz Álvaro. En concreto en las páginas 31 y 32 de las 39 que componen el trabajo del interventor —y recogidas arriba—, que justifica el incremento del índice de endeudamiento por habitante por “la transformación de la deuda comercial en deuda financiera”. Tras sus palabras matutinas, la página web del Consistorio recogió unas declaraciones de la edil de Hacienda en las que Viñuelas destacó que por primera vez se incorporaban a las cuentas “los criterios contables y presupuestarios” marcados por la Cámara de Cuentas en su informe definitivo del ejercicio de 2010, lo que según los gestores de la ciudad hace difícil la comparación completa con las liquidaciones de ejercicios anteriores.

La deuda de Alcalá de Henares ascendió a 268 millones de euros a 31 de diciembre de 2012, sin contar diversos procedimientos judiciales “que podrían incrementar dicha deuda en otros siete millones”, según consta en el informe de la intervención general municipal. De esa cantidad, 179 millones corresponden a deuda financiera con entidades bancarias, incluidos los 94 millones de crédito solicitados al ICO para el pago a proveedores, destacó la web del Consistorio. El Ayuntamiento ingresó 136 millones frente a los 176 millones que esperaba mientras que los gastos subieron a 186 millones, 10 más de los previstos, lo que dejó un déficit corriente de 50 millones.

UPyD pidió en la sesión de ayer el fin de los “pagos irregulares” a los funcionarios del Consistorio. El informe de la Cámara de Cuentas de 2010 señala que el Ayuntamiento sobrepasó en 1.245.440 euros el límite a la cuantía global del complemento de productividad destinado a los funcionarios municipales.”