Etiquetas

, ,

Luis de Velasco Rami es Licenciado en Derecho y en Económicas. Técnico Comercial del Estado desde 1964 con el número uno de su promoción. Secretario de Estado de Comercio durante el primer Gobierno de Felipe González – se afilió al PSOE en 1975, abandonándolo desencantado en 1994-. Entre 2000 y 2005 fue Jefe de la Oficina Comercial de España en Nueva York. En 2008, se afilió a UPyD, dónde en la actualidad es portavoz del Grupo en la Asamblea de Madrid, tras haber encabezado la candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2011. Ha sido colaborador de diversos periódicos escritos y digitales como Diario 16, el Independiente o Estrella Digital. Actualmente, colabora en República.es.

E.D.C ¿Cómo valora UPyD la nueva situación política en la C.A.M tras la salida de la presidencia de Esperanza Aguirre? ¿Cómo piensa Vd. que va a influir la bicefalia creada en el partido Popular madrileño en la vida política de la Comunidad de Madrid?

L.V Esa salida abre una nueva situación política en la Comunidad de Madrid. Le hueco político que ha dejado Esperanza Aguirre no es fácil de rellenar, y eso se irá notando. 

Hablando ahora de Alcalá de Henares, Vd. estuvo presente en la investidura de Javier Bello como Alcalde. Han transcurrido algo más de 7 meses desde ese día y han pasado muchas cosas, ¿Se ha sentido UPyD ninguneada políticamente?

Los problemas del Gobierno municipal con UPyD no son una cuestión  de sentimientos sino de hechos, ya que han incumplido de manera sistemática y sin justificación los principales acuerdos con nuestro Grupo municipal para regenerar el funcionamiento del ayuntamiento y así poder mejorar su gestión. Quienes se comportan de esa forma representan lo peor de la vieja política, la de las excusas permanentes para justificar los privilegios y la inacción.

UPyD propuso entonces 25 puntos para garantizar el pacto de gobierno que en su gran mayoría no han sido cumplidos, Para Vd. ¿Quién ha incumplido?¿Javier Bello, o, el Partido Popular?

La principal responsabilidad es del alcalde porque es quien tiene la competencia y obligación para poder cumplir lo pactado con el grupo municipal de UPyD. Sus incumplimientos afectan a la credibilidad de la propia institución y, por tanto, perjudican a los ciudadanos de esta ciudad. Ahora bien, el Partido Popular de Madrid, que avaló el acuerdo, no ha hecho ningún intento serio de exigir al alcalde que sea fiel con sus actos a la palabra firmada. En consecuencia, es corresponsable de una forma de gobernar Alcalá  ajena al rigor en el ejercicio de las funciones públicas y al compromiso público.

De cara a la posible moción de censura que se está planteando en Alcalá, ¿Será UPyD más laxa en sus planteamientos de lo que lo fue el pasado mes de Julio? o ¿Rebajará sus exigencias para favorecer un pacto de gobernabilidad que pasa por conseguir la aquiescencia con Izquierda Unida?

El principal compromiso de UPyD con los ciudadanos de Alcalá es apoyar la regeneración democrática de las instituciones y que los responsables políticos respondan por sus actos. Un gobierno decente es un requisito previo para cualquier política. El actual gobierno de Alcalá ha continuado con las mismas malas prácticas e irregularidades del gobierno anterior, denunciadas por la Cámara de Cuentas, y no parece dispuesto a exigir que se sancione a quienes cometieron graves irregularidades. Ha incumplido sobre estas cuestiones esenciales lo pactado con UPyD. Cualquier propuesta de cambio debería pasar por medidas de regeneración democrática y exigencia de responsabilidades a los antiguos gestores municipales. Estoy seguro de que nuestro grupo municipal decidirá con acierto.

UPyD siempre ha dejado claro que no participará en un hipotético gobierno ¿Por qué se resiste UPyD a participar en la gestión del día a día de la ciudad?

El Grupo municipal participa todos los días en la gestión municipal;  no ha tenido miedo en apoyar medidas comprometidas desde proponer un pacto para hacer gobernable la ciudad hasta apoyar el Plan de Viabilidad Municipal, que permitió pagar lo debido a muchísimos proveedores locales. Nuestros concejales, no solo se han involucrado sino que no temieron tomar decisiones difíciles que no reportaban ningún beneficio a su imagen pero que, entendieron, eran imprescindibles para el futuro del ayuntamiento.

Otra cosa es tener cargos en el equipo de Gobierno, y como desde un principio dijimos en UPyD no queremos cargos sino cargas. Tiempo habrá, si tenemos el apoyo de los ciudadanos, de asumir directamente las responsabilidades de Gobierno.