Etiquetas

Hablando de otras cosas, ya hemos conocido lo que ha dado de sí el cónclave popular. Muy poquito. Los peperos locales, si realmente son los que dicen que son, han dado la espalda al partido.

Mas o menos un 16% de los militantes locales han votado. Hay que reseñar, que para poder depositar el voto en la urna, previamente había que ponerse al corriente en el pago de las cuotas, y con la crisis que está cayendo para muchos, eso ha repercutido en el ánimo electoral. Estaría bien que se repasase el listado, para saber realmente quien es militante de facto, o militante visitante…….”visito la sede para afiliarme y luego si te he visto no me acuerdo”. También es importante destacar que la inmensa mayoría de los que han votado, viven de alguna u otra forma del partido; asesores, interinos y demás fauna que se encuentran con el cocido puesto en la mesa todos los días gracias al carnet, por lo que también, es de razón, echarle de vez en cuando unos euretes al partido.

Más clara que el agua ha sido la cosecha de Bello. El 79% del 16%…………. pues más o menos un 12.5” de los militantes populares son los que se han mojado por Bello. Si eso es respaldo…………

Me descubro por Esther Hervás. Sin medios le ha echado pelotas, y se ha plantado en unas elecciones en las que todo el mundo daba por descontado que el autobús le iba a pasar por encima. Ni ha habido autobús, ni nadie le ha pasado por encima. Esther Hervás ha salido con dignidad y la cabeza muy alta, y ha dejado claro que en Alcalá las cosas no son como las cuentan.

Además la lista de Bello, no puede calificarse más que de flojita – independientemente de que todos los que están, estaban o ya habían estado-. Isoldi, Marita Oñoro, Aurora Giraldez y poco más, porque de la mayoría mejor no hablar. En general escaso caché en una candidatura que peca de  bisoña, siendo característica importante de muchos de ellos la escasa crianza en la  militancia. En conclusión, muy a la medida de nuestro Alcalde………, ni chicha ni limoná, con mucho tono gris y una acentuada afición a la fotografía.

Cambiando el tercio y hablando de los presupuestos de 2013, no de los de 2014 – que a buena lógica sería los que habría que empezar a elaborar casi a estas alturas del año-, parece ser que el Partido Popular se ha limitado a tirar de ordenador con una cantidad final de 166 millones de euros en el sumatorio final.

La forma en que se divide esa cantidad es un misterio, porque según unos, en junta de Gobierno se ha aprobado una propuesta de gastos, y a los grupos políticos se les han presentado otros diferentes. Lo que está claro – y nadie lo niega- es que los presupuestos de este año no dan más que para pagar nóminas e intereses de nuestra abultada deuda.

Me han llamado particularmente la atención dos partidas: 2.500.000€ tienen que recaudar nuestros hacendosos policías municipales por sanciones de tráfico en éste ejercicio. 208.000€ al mes, casi 7.000€/día, tienen que clavar para cubrir el expediente. Vamos que el coche ni tocarlo, especialmente los finales de mes, porque el expediente se tiene que cubrir, por las buenas o por las malas. Y si el día 2 del mes corriente puedes aparcar en esa esquina que tu sabes que está , asi, así de justita – entre Pinto y Valdemoro-, te clavan 100€ si haces lo mismo el día 28, y únicamente se llevan recaudados 150.000 euretes.

También me ha llamado la atención que la portavoz del ejecutivo local haya manifestado su voluntad de reclamar a la CAM el cumplimiento integro del convenio de las BESCAM. Para partirse la caja. El presupuesto lleva casi 5 meses de retraso en parte – y según el equipo de Gobierno- para conocer las partidas presupuestarias de la CAM, y ahora que las conocemos nos las pasamos por el arco del triunfo.

Clarito, clarito Sra Viñuelas. Pero ¿Qué sucederá si como es previsible – y lógico- la CAM dice tururú?. ¿Va a poner Vd la pasta?…….. Pues entonces, haga las cosas con sentido común, porque en caso contrario, y si las cosas no se hacen con el mínimo razonamiento, lo único que va a lograr es aumentar la ya más que abultada deuda de los complutenses.

Tenemos lo que nos merecemos.

El alcalaíno impenitente.