Etiquetas

, ,

Don José Antonio Gúrpegui Palacios es Catedrático de Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá y está especializado en política de Estados Unidos y en concreto es experto en todo lo relacionado con política de la minoría Hispana en EEUU. Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, fue Visiting Scholar en la Harvard University -1994/1996-. En la actualidad es fellow de la Matthiessen Room de esa misma universidad. Ha publicado una veintena de libros en editoriales como Cátedra, Espasa-Calpe, Huerga y Fierro… etc. y en Estados Unidos ha publicado en editoriales universitarias como las de Duke University Press, University of Iowa Press, Bilingüal Press… etc. Conferenciante internacional. Miembro del “Board of Editorial Advisors” del proyecto Recovering the  U.S. Hispanic Literary Heritage y editor de la revista académica Camino Real. Miembro del CBC Board. Es colaborador habitual del diario El Mundo y El Confidencial. Es el Director del Instituto Franklin, Think Tank de la Universidad de Alcalá, institución que estudia la interacción de las relaciones España EE.UU. 

E.D.C ¿Cómo participa el Instituto Franklin de la vida de Alcalá de Henares?

El Instituto Franklin y Alcalá de Henares tienen en común una larga trayectoria juntos. Nacimos hace 25 años y en estos momentos somos la entidad que más estudiantes norteamericanos aportamos a la vida de Alcalá, concretamente cada año entre 500 y 600 estudiantes norteamericanos viven con familias Alcalaínas en las que son acogidos.

Además de la actividad docente propiamente dicha, el Instituto Franklin desarrolla una muy intensa actividad investigadora y de divulgación del la cultura norteamericana en la ciudad. Este año vamos a realizar tres exposiciones en la ciudad. La primera ha sido una exposición fotográfica sobre lo que fueron las relaciones entre España y Estados Unidos durante el franquismo; la segunda, que se acaba de clausurar, sobre murales chicanos, y una tercera que se inaugura el próximo 15 de Noviembre y que abordará la vida y estancia de Ernest Hemingway en España. También desarrollamos un buen número de conferencias.

Los Estados Unidos se encuentran en plena campaña electoral, ¿Quién cree Vd. que puede ganar las elecciones?

Estados Unidos es un país eminentemente multicultural y con importantes minorías étnicas como los hispanos, la más numerosa de todas ellas, o afroamericanos. Esta campaña electoral es con diferencia la más reñida de las cuatro que yo he estudiado a fondo. Si me tengo que inclinar por un candidato, quizá me inclinaría por Obama, pero únicamente por el margen, todavía considerable que tiene respecto a Romney en el voto hispano; pero desde luego el margen de victoria va a ser muy escaso para cualquiera de los dos candidatos.

Romney ha ido recortando distancias con Obama desde el inicio de la campaña y los errores iniciales se han ido diluyendo, especialmente tras el primer debate electoral en el que Obama estuvo muy flojo. Hoy en día la diferencia es tan justa que cualquiera podría ganar.

¿Cómo se va a comportar el voto hispano en éstas elecciones?

Como acabo de mencionar creo que el voto hispano va a ser decisivo en la elección del presidente, y los candidatos saben que es ahí donde se decide el nuevo inquilino de la Casa Blanca. Lo explicaré en porcentajes y espero que se entienda. En las elecciones del 2008 contra McCain el republicano obtuvo el 33% del voto hispano.  En la actualidad los analistas políticos sitúan en una barrera del 40% el porcentaje mínimo de voto hispano necesario para alcanzar la Casa Blanca. Los colaboradores de Romney reducen la cifra y aspirar a alcanzar entre el 35-38% de ese voto considerando que con ello se puede derrotar a Obama. Sin embargo en la actualidad el porcentaje de voto hispano para el republicano no alcanza ni el 30% y con esos porcentajes le va a resultar muy difícil vencer. Por eso, si no cambian los porcentajes hasta el día 6, me incline por una posible victoria de Obama.

¿Ha mejorado la situación de los hispanos en EE.UU durante el mandato de Obama?

Realmente el mandato de Obama ha sido la legislatura que se ha cerrado con un mayor número de deportaciones de Hispanos, aunque hay que entender que en las deportaciones no participa únicamente el Gobierno Federal, sino que son los propios Estados los que normalmente desarrollan los expedientes de deportación.

Lo que sí puedo decir es que Obama, a diferencia de Romney, se ha mostrado más receptivo y se ha comprometido a impulsar la Dream Act. Los “dreamers” son los hispanos no nacidos en EE.UU pero que han desarrollado allí toda su vida. Ahora mismo no disfrutan de la nacionalidad norteamericana, aunque ellos se sienten 100% norteamericanos. Esta postura de Obama permitiría que los jóvenes que hubiesen entrado en EEUU sin documentación y con menos de 16 años no fuesen deportados, estamos hablando de una cifra entre dos- tres millones de jóvenes hispanos.

Romney en cambio es partidario de la autodeportación dificultando el acceso al modo de vida norteamericano de los ilegales; en cuanto a los dreamers se ha mostrado mucho menos definido, lo que a priori hace más difícil que la minoría Hispana le otorgue su voto.

Con respecto a España, ¿Cómo nos podría influir el cambio de titular en la Casa Blanca?

Vamos a ver, las relaciones España EEUU no pueden analizarse fuera del marco de la U.E. La interacción de las relaciones bilaterales hoy en día viene marcada por nuestra pertenencia a la Unión Europea.

En España siempre se ha especulado mucho al respecto, especialmente se habló de ello en las elecciones de 2008. Esto venía marcado por la más que cuestionable política exterior que Zapatero marcó con respecto a los EE.UU. El detalle de permanecer sentado al paso de la bandera o la retirada de tropas tanto de Irak como de los Balcanes son acciones que no se olvidan en un país como EE.UU. Tras las elecciones de 2008 se nos vendió a los Españoles una mejora en el trató que no fue tal. De hecho en una reciente publicación se menciona el trato –no precisamente considerado- que recibió Jorge Dezcallar, entonces embajador de España en Washington.