Etiquetas

, , ,

El concejal de Cultura de Alcalá de Henares, Gustavo Severien, junto con el subdirector de Programación Cultural dela Comunidad de Madrid, Ruperto Merino, y el director del festival ‘Clásicos en Alcalá‘, Pablo Nogales, han inaugurado esta mañana la exposiciónLa Barraca, Teatro y Universidad. Ayer y hoy de una utopía, que recorre la historia deLa Barraca desde su fundación en 1932 hasta su extinción durantela Guerra Civil.

La muestra ha sido organizada por Acción Cultural Española (AC/E) y el Instituto del Teatro de Madrid (Universidad Complutense), con la colaboración del XII Festival de Artes Escénicas Clásicos en Alcala (Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Alcalá de Henares) y del Instituto Cervantes. Junto a esta exposición,La Barracade García Lorca trae al Festival de Clásicos en Alcalá tres representaciones y un ciclo de conferencias.

La Barraca, Teatro y Universidad. Ayer y hoy de una utopía tiene un carácter fundamentalmente didáctico e interactivo y se articula en seis secciones temáticas que acercarán a los visitantes a esta aventura teatral y pedagógica a través de fotografías, maquetas, fichas, documentos, artículos de prensa, figurines, elementos gráficos, material audiovisual y diversas piezas de atrezzo.

El comisario de la muestra, Javier Huerta, ha concebido la exposición en seis módulos que simulan maletas y baúles de actores ambulantes y que contienen en su interior los diversos materiales expositivos que los visitantes podrán consultar. A través de ellos podrán conocer, de primera mano, el periplo vital del proyecto de García Lorca en las seis secciones de la exposición: “La Barracaecha a andar”; “Quiénes fueron los ‘barracos’”; “La Barracaenla Universidadde Madrid”; “Nuevos cómicos de la legua”; “El fin de un sueño” y “La Barracavuelve a los caminos de España”.

La muestra llega al Instituto Cervantes de Alcalá de Henares tras su paso por San Lorenzo de El Escorial, Palencia, Comillas, Astorga, Teruel, Zaragoza, Murcia, Granada, Madrid, Valencia, Castelló, Almería y Barcelona.

La exposición, que permanecerá en el Instituto Cervantes de Alcalá de Henares, del 15 de junio al 1 de julio, forma parte del programa Las huellas de La Barraca diseñado por Acción Cultural Española y dirigido por César Oliva. Este programa estará dedicado en2012 a recordar el Bicentenario dela Constitución de Cádiz y el VIII Centenario dela Scola Studiorum de Palencia.

Teatro y conferencias

 Las tres obras que recordarán la fundación de la primera Universidad española se podrán ver los días 28, 29 y 30 de junio en el patio del Instituto Cervantes dentro de la programación del XII Festival de Artes Escénicas Clásicos en Alcala.

Las aulas de teatro de la Escuela Superiorde Arquitectura de la Universidad Politécnicade Madrid, de las Universidades de Sevilla-Jaén y de la Universitatde Vàlencia serán las encargadas de subir a las tablas Obligados y ofendidos, de Francisco de Rojas Zorrilla; El bobo del colegio, de Lope de Vega; y Lorca, Calderón y los estudiantes de Babel, basado en entremeses de Calderón dela Barca, textos de García Lorca y canciones europeas.

El homenaje aLa Barracade García Lorca se completa con dos conferencias que, en el marco del XII Festival de Artes Escénicas Clásicos en Alcala, impartirán en el Instituto Cervantes el 19 y el 26 de junio Javier Huerta y César Oliva para analizar, respectivamente,La Barracaayer: teatro y universidad enla Segunda RepúblicayLa Barracahoy: el proyecto Las huellas deLa Barraca.

La Barraca, el Teatro Universitario que dirigiera Federico García Lorca, fue sin duda una de las grandes empresas culturales dela Segunda República.Su propósito fue llevar a los rincones más apartados de España el teatro de nuestros clásicos del Siglo de Oro: Cervantes, Lope, Tirso, Calderón…Un día aquel sueño terminó con el estallido dela Guerra Civil.Varios componentes deLa Barraca, empezando por quien había sido su director, murieron en trágicas circunstancias, tanto en una como en otra trinchera. Algunos marcharon al exilio y otros permanecieron en España con el recuerdo siempre vivo de lo que fue aquella aventura luminosa que esta exposición quiere ahora rememorar.