Etiquetas

, ,

Fotografia de Acampada ADH

(Redacción) El conflicto está servido. Lo que era un rumor entre los funcionarios del Ayuntamiento parece que toma pié. Desde hace dos semanas numerosos funcionarios de la corporación rumiaban la posibilidad de que se separase de la negociación general, el convenio de la policía municipal.

Ésta mañana en rueda de prensa, el Alcalde de Alcalá, ha reconocido que aceptaría negociar el convenio de la policía municipal de forma separada al convenio general – perdiendo el carácter de colectivo-, lo que generaría un agravio comparativo – muy difícil de manejar- con el resto de la plantilla municipal.

La relación Bartolomé González/policía local de Alcalá de Henares, viene de largo y podría equipararse al idilio paterno filial que Alfonso XIII mantuvo con el ejercito durante el primer tercio del ss. XX, de ahí que las suspicacias en esa negociación separada tengan fundamento. Además, los funcionarios del Ayuntamiento, siempre han considerado que la policía local gozaba de un trato de privilegio por su «relación» con Bartolomé González, a lo que no ha ayudado nada el hecho de que el Alcalde de Alcalá de Henares siempre se haya reservado para si mismo la gestión de la competencia sobre la policía municipal.

Esto no hace más que azuzar un conflicto ya de por si bastante enraizado y con pocos visos de salir bien. Mañana, asistiremos a una nueva ronda negociadora, que nuevamente ha sido presentada como “la última” por parte de la corporación. Muy difícil lo tiene Bartolomé González, ya que tras numerosos años de «excesivos favores» otorgados a la plantilla municipal, ve ahora como los ajustes son muy difíciles de conseguir.