Etiquetas

, , , ,

Por la evidente transcendencia para nuestra ciudad, a continuación transcribimos el artículo publicado por el digital el confidencial

«A Iberdrola no le salen las cuentas en Alcalá de Henares y ha puesto sus propias condiciones para seguir dando luz a la localidad. Además de 1,17 millones que cuesta el suministro de energía al alumbrado público, la compañía exige cobrar los 520.602,37 euros que la ciudad le debe en facturas así como la presentación previa de un aval que cubra la facturación de seis meses, IVA incluido.

A pesar de ser la única compañía que pujó por la oferta, la mesa de contratación local desechó la propuesta y, al ser la única presentada, el órgano de contratación declaró desierto el procedimiento. Los servicios jurídicos están estudiando ahora si se puede prorrogar el contrato en vigor con Iberdrola o hay que pedir ofertas a varias empresas para cubrir el período provisional. Mientras tanto, se volverá a redactar un nuevo pliego para volver a sacar el servicio a licitación.

La situación financiera del Ayuntamiento y las deudas que mantiene con los proveedores de suministros y servicios municipales “interfieren en el normal desarrollo de las actividades municipales”, denuncia el portavoz del Grupo Municipal UpyD, Anselmo Avendaño. Con las cuentas en los huesos, “los pocos proveedores que aceptan establecer una relación comercial con el ayuntamiento incrementan notablemente sus precios debido a la incertidumbre en el cobro de sus facturas, lo que provoca un sobrecoste adicional innecesario para las arcas municipales”. Iberdrola no es la primera vez que sufre un retraso con la administración pública. La compañía ha llegado a cortar la luz a dos sedes municipales de Valencia para intentar cobrar una deuda de seis millones de euros.

Para la formación magenta, que asegura que “el equipo de Gobierno parece tomarse a broma la contención del gasto municipal”, son los vecinos “los que pagan las consecuencias”. UpyD pide que se establezca un plan de viabilidad para el Ayuntamiento que le permita afrontar sus compromisos con los proveedores, ya que para la formación resulta “difícilmente explicable” que mientras se declaran desiertos procedimientos para suministros básicos para la ciudad, por otro lado se destinen grandes cantidades de dinero a “gastos superfluos o procedimientos internos eficientes”.

El salario medio de los trabajadores públicos es de 2.900 euros/mes

La formación de Rosa Díez en Alcalá de Henares propuso una reducción del 20% de las retribuciones de los miembros de la corporación municipal para la legislatura, que supondría un ahorro anual de casi 375.000 euros y roza 1,5 millones en una legislatura. Sin embargo, la propuesta fue rechazada.

El sueldo del alcalde de la localidad, Bartolomé González, ascendió el año pasado a 100.556 euros, casi 30.000 euros más que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que cobra menos que el teniente alcalde de Alcalá (85.472) y los presidentes de las comisiones y portavoces locales de la localidad madrileña (80.445 euros). Pocos funcionarios del Consistorio tienen algo que envidiar: de media, un trabajador público local cobra 2.900 euros brutos mensuales. Casi cinco veces más que el salario mínimo interprofesional.

Con estos sueldos de la corporación municipal, Avendaño recuerda que los problemas en el pago a proveedores están en la raíz de los problemas graves de Alcalá, “como son las deficiencias en las líneas de autobuses o la limpieza municipal. Si no se corrige, acabará afectando todavía más a otras áreas municipales, ya que el sistema de gestión actual es «claramente insostenible”.»

Fuente: http://www.elconfidencial.es